El rapero y candidato independiente a las elecciones presidenciales de EE.UU., Kanye West, publicó un vídeo en su perfil de Twitter en el que aparece orinando sobre un premio Grammy después de mostrar sus contratos discográficos.

El clip de video, en menos de 4 días ha superado los 10 millones de visualizaciones, y en la descripción colocó : “no voy a parar“, haciendo referencia a una presunta disputa que el conocido músico mantendría con sus sellos discográficos y por la que se niega a publicar nuevas canciones.

“Universal no me dirá lo que cuestan mis grabaciones porque saben que puedo permitírmelas”, afirmó West.

 Cabe mencionar que el rapero,  en días anteriores pidió terminar su contrato con los sellos de Sony y Universal, aseguró que hará todo en su poder legal” y usará “su voz para que cambien todos los contratos de artistas comenzando por obtener sus grabaciones para sus hijos”.

West también apeló a otros artistas para que difundieran sus mensajes, como Bono -vocalista de U2-, “Paul” -presumiblemente el ex-Beatle Paul McCartney-, Drake, Kendrick Lamar e incluso Taylor Swift ,con quien mantiene una pública enemistad desde hace varios años.